En el marco de esta conmemoración, un entusiasta grupo de invitados tuvo la oportunidad de conocer de cerca la historia y el legado de Minera Dos Amigos. La visita, que se llevó a cabo el pasado lunes 27 de mayo, contó con la participación de cerca de 150 personas, incluyendo alumnos y alumnas, además de apoderados, docentes y trabajadores de la compañía.

Los escolares, que provenían de las escuelas Roberto Cuadra Alquinta de Domeyko y Hernán Aravena de Cachiyuyo, participaron de este evento organizado con el fin de acercar a las nuevas generaciones al patrimonio industrial y minero de la Región de Atacama, a través de una experiencia educativa y enriquecedora fuera del aula. 

La actividad fue facilitada por representantes de la compañía, quienes actuaron como anfitriones y guías durante el recorrido. Susan Henry, Gerenta de Sostenibilidad de CEMIN Holding Minero, encabezó la comitiva junto con Alfonso Olivares y Gastón Casanueva, Jefe de Operaciones y Jefe de Recursos Humanos de Minera Dos Amigos, respectivamente.

“Esto responde a nuestro objetivo de abrir a la comunidad las puertas de las instalaciones, y compartir la riqueza histórica de este lugar. Por eso denominamos a esta actividad Domeyko vive sus Patrimonios”, explicó Susan Henry, Gerenta de Sostenibilidad de CEMIN Holding Minero, quien agregó que “fue emotivo poder compartir con los niños y niñas cómo fue este lugar en el pasado”.

El recorrido se enfocó en las zonas más representativas del campamento minero de los años 40: su estación de trenes, la romana, la muestrera y la planta de proceso, por mencionar algunas. Además de esto visitaron la zona de viviendas, que en su época de esplendor contaba con áreas verdes, sastrería, peluquería, pulpería, cines, sala de juego, escuela y oficina de telégrafo.

“Esta es la segunda versión que efectuamos de esta iniciativa. El año pasado también la realizamos, con la diferencia de que ahora sumamos a estudiantes de Cachiyuyo y a apoderados”, detalló Patricio de la Rosa, Encargado de Relacionamiento Comunitario de CEMIN Holding Minero.

Los alumnos y alumnas mostraron un gran interés y curiosidad durante el recorrido, haciendo preguntas y participando activamente. “Creo que es una oportunidad única para cada uno de nuestros estudiantes y las familias que pudieron acompañar también en este proceso, ya que tanto Cachiyuyo como Domeyko nacen gracias a la actividad minera, que fue de a poco progresando y permitió a muchas familias establecerse, conocerse, ampliar y  también permite reconstruir la historia desde el pasado ¡y qué mejor forma de hacerlo que llevando a nuestros estudiantes a visitar in situ este tipo de instalaciones!”, destacó Cecilia Delarze, Profesora Encargada de la Escuela Hernán Aravena de Cachiyuyo. Al término del recorrido, los participantes disfrutaron de un momento de convivencia en el que pudieron intercambiar impresiones y reflexionar sobre lo aprendido. “A través de esta experiencia, los alumnos reflexionaron sobre la importancia de preservar el patrimonio cultural y se sintieron orgullosos de formar parte de una comunidad con una rica historia. Muchos expresaron su asombro al descubrir aspectos desconocidos sobre su localidad y se mostraron interesados en aprender más y contribuir a su conservación”, resaltó María José Seura, Directora de la Escuela Roberto Cuadra Alquinta de Domeyko.